Crónicas

Crónica de Bestia Bebé en Valencia

Los boedenses Bestia Bebé arrancaron su gira española el pasado 21 de noviembre en la Sala Wah Wah de Valencia. El cuarteto es uno de los baluartes de Discos Laptra, uno de los sellos de música más importantes en Sudamérica. Con tres discos a sus espaldas, Bestia Bebé (2013), Jungla de Metal 2 (2015) y Las Pruebas Destructivas (2017), la banda se ha consagrado como uno de los máximos exponentes del indie-rock argentino.

El grupo ofreció un concierto pulcro y humilde, haciendo que sus canciones hablasen por ellos durante la actuación. Sus letras son una radiografía al espíritu de la banda. En sus canciones hablan de temas como su amor por el fútbol (patente en las pegatinas de Maradona o del Atlético de Madrid en las guitarras), la importancia de la amistad o la identidad del barrio. Este espíritu viene siendo patente desde su primer disco en canciones como Luchador de Boedo, que les sirvió para presentar su procedencia de este barrio obrero de Buenos Aires.

Bestia Bebé – Fotografía de Celia Barnert

Aunque la banda viró entre sus tres discos, predominaron principalmente sus dos primeras obras. Cabe destacar que la gira española venía apoyada por el sello Sonido Muchacho tras adquirir para su catálogo el debut de los argentinos. Aún así, no faltaron bloques de temas como El MonjeOtro Villano Más, que mostraron la parte más reluciente de Las Pruebas Destructivas. En el ecuador del concierto también hubo momentos para hits coreables como El Gran Balboa, que fue uno de los tantos temas que iban acompañados de audios pregrabados.

El directo de Bestia Bebé se desarrolló sin sorpresas pero de forma agradable; unos riffs pegadizos, una batería sólida y un bajo enérgico fueron la base sobre la que construyeron su actuación. La parte final del concierto concentró todos los temas principales de la banda, siendo los más cantados e incluso, en algunos casos, bailados. No faltaron canciones más lentas como la preciosa versión de Daniel Johnston de El Amor Ya Va a Llegar, o el trío explosivo conformado por Lo Quiero Mucho a Ese MuchachoWagen del Pueblo Omar. Cerraron con la frenética Fiesta en el Barrio, que fue una auténtica alegre celebración final. Una delicia, sobre todo, para aquellos que pudimos disfrutar del concierto de una banda de este calibre en nuestro propio barrio.

Polaco Ocorso a la batería de Bestia Bebé – Fotografía de Celia Barnert

Antes del concierto de Bestia Bebé, la noche la habían abierto los valencianos Òrbites. Formados a partir de miembros de bandas como Geografies, 121 dB o Pelícano entre otros, presentaron un atmosférico y envolvente indie pop ante un público familiar. El quinteto tocó temas de su EP Felicitat Interior Bruta (2018) y nuevas canciones.