Crónicas

Vetusta Morla arrasa en Valencia con una de sus mejores giras hasta la fecha

Hace ya tres años de la gira La Deriva de Vetusta Morla. Todo este tiempo les ha servido para sacar un nuevo disco, Mismo Sitio Distinto Lugar, que vio la luz a finales del 2017. Y que, como suele ser habitual, ha venido acompañado de la correspondiente gira, que llevará al grupo a varios puntos de nuestra geografía, Sudamérica y Europa.

En esta gira han decidido ir acompañados de una selección de teloneros de lujo: Maria Arnal i Marcel Bagés en Barcelona, Egon Soda en Santander y Alice Wonder en Valencia entre otros.

A medida que se acercaba la hora, el recinto se fue llenando. Hasta el punto que para cuando Alice Wonder salió al escenario se encontró ante un recinto completamente lleno. Debemos recordar que hubo soldout de entradas anticipadas y únicamente quedaron disponibles 50 entradas en taquilla el día del evento.

Con unos visuales sencillos, demostró que a ella con su voz le basta. Sin duda, es una artista con gran potencial y un talento vocal capaz de transmitir todo el sentimiento que encierran sus canciones. Durante el breve pero intenso concierto interpretó algunos temas nuevos, que verán la luz próximamente, y recordó al público valenciano que el 16 de junio estará en la recientemente inaugurada Casa Corona Valencia, dando un concierto acústico.

A continuación, llegaba el momento más esperado de la noche, el inicio del concierto de Vetusta Morla. Digno de destacar es que, en esta gira, durante los espacios ente actuaciones la banda ha decidido mostrar en sus pantallas el mensaje “solo sí es sí” en apoyo a la lucha en contra de la violencia de género.

Fue un concierto de más de dos horas durante las que la banda interpretó en gran parte su ultimo disco y repasó sus temas más conocidos de discos anteriores. Esto implica un enórme mérito, por la dificultad técnica que conlleva el directo de un disco como Mismo Sitio, Distinto Lugar, tal y como el propio Pucho indicó. No obstante fue una adaptación que ha hecho que la banda saliera reforzada. Dieron un espectáculo con una producción espectacular, a nivel técnico, musical y visual. Con un sonido depurado y cargado de energía que hizo que incluso canciones de trabajos anteriores salieran con más fuerza. Además de unos visuales muy cuidados y elaborados, pese la aparente sencillez inicial del escenario, a los que consiguieron sacar un enorme partido. Pudimos ver a una banda sobre el escenario que lo dio todo, animando al publico y logrando crear un ambiente único. Sin duda, uno de los mejores shows del momento en el panorama nacional.

Durante el concierto no faltaron los discursos de apoyo a colectivos desfavorecidos en mayor o menor medida por la situación socioeconómica actual. Y acabó dando las gracias a los (no pocos) equipos de producción que hacen posible llevar a cabo un espectáculo de este calibre.

 

SPOILER ALERT: A PARTIR DE ESTE PUNTO SE DAN DETALLES QUE PROBABLEMENTE SE REPITAN EN FUTUROS CONCIERTOS –

no recomendable si tienes pensado ir a verlos próximamente y quieres mantener la sorpresa

 

Empezaron con Mismo Sitio, Distinto Lugar; tema que da nombre al disco. Seguido de varios temas nuevos como Deséame suerte o Palmeras en la mancha. El primer tema de sus anteriores trabajos en sonar fue Golpe Maestro, donde Pucho hizo una sutil referencia a modo de apoyo a los cantantes procesados por el contenido de sus canciones como Valtonyc o Evaristo Páramos; cambiando el verso de la canción donde normalmente dice “Y la patrulla nos detuvo por mirar” por “Y la patrulla nos detuvo por cantar”.

El concierto continuó con temas como La mosca en tu pared, Maldita dulzura, o su tema más emblemático: Copenhague. Posteriormente retomaron el nuevo disco, interpretando Guerra Civil y La vieja escuela.

Canción tras canción el concierto iba avanzando, y llegó el turno de La Deriva, tema que vino con dedicatoria previa a todos aquellos procesados por anteponer sus ideales a la ley que debían cumplir. Ya en la recta final, la selección musical fue de infarto.  Empezaron con una puesta en escena de Sálvese quien pueda súper enérgica y memorable. Le siguió  Valiente, tema que interpretaron sin su tradicional entradilla “Ahora estoy ahora no, bailaré hasta que esto acabe…” saltando directamente al inicio de la canción con toda la energía que ha cobrado la banda en esta gira. Resultó impactante la puesta en escena, cuando en los visuales se mostraron fragmentos de esta misma canción grabados en la sala Joy Eslava de Madrid el 19 de abril de 2008, y se podía apreciar la enorme diferencia y como ha evolucionado la banda en estos 10 años. A su vez, el hecho de que intercalaran imágenes de hace diez años con imágenes en directo del concierto ponía de manifiesto que la esencia de la banda se mantiene intacta, haciéndonos sentir realmente como si estuviéramos en el mismo sitio, pero en un distinto lugar.

A continuación llegó el turno de Te lo digo a ti, que vino acompañada de la puesta en escena más inesperada y surrealista jamás vista anteriormente en un concierto de Vetusta Morla: inspirada en su videoclip, dirigido y protagonizado por Nacho Vigalondo. Al principio sacaron un brazo falso de varios metros de largo, similar a los que aparecen en el videoclip. Durante la canción, Pucho se puso una peluca rubia que imitaba la estética del personaje del propio Vigalondo en el videoclip, y terminó cogiendo un palo selfie y grabándose a si mismo mientras cantaba con el público a sus espaldas. Además la pantalla del móvil con el que se grababa estaba siendo retransmitida por las pantallas, lo cual creó un efecto realmente curioso que nos recordó a la estética de la película Open Windows, dirigida también por Nacho Vigalondo.

El concierto acabó con Fiesta Mayor acompañada de referencia a las fallas y al caloret. Tras el encore, la banda regresó con Consejo de Sabios y El hombre del saco, para cerrar de forma análoga a su anterior gira con Los días raros.

Las luces se apagaron y al público nos invadió la agridulce sensación que queda cuando un gran espectáculo acaba. Sin duda se trata de una gira que merece la pena ver, ya que si tras la gira de La Deriva creíamos que aquello era insuperable, en esta ocasión Vetusta Morla lo han logrado y vienen más cargados de energía que nunca.