Artistas y bandas

Heatwaves: el dulzor del pasado en pleno siglo XXI

La música, al igual que la mayoría de aspectos de la vida, sufre una constante evolución que lleva a los artistas a abrirse a nuevos sonidos. La firme búsqueda por subirse a la cresta de la ola, de estar a la moda, está consiguiendo que en la actualidad sea cada vez más complicado reivindicar ciertos estilos musicales que, por unas u otras razones, se están viendo relegados. No obstante, en ciertas ocasiones aparece un grupo que sabe canalizar cierto sonido, haciéndolo propio y otorgándole su particular personalidad. Este es el caso de Heatwaves.

Este proyecto nace a partir de la unión de José Dolz y Luis Sánchez, dos veteranos músicos salidos de la escena punk pop castellonense, que encontraron en Ana Beltrán el carisma y la voz para formar una banda que bebe directamente de las Girl Groups de los 60s. Con Luis Sánchez pasando a ayudar en las composiciones (y también para poder dedicarse a su banda Depressing Claim), Heatwaves ha ido sufriendo cambios en la formación a la vez que han dado rienda suelta a su faceta compositiva.

La banda, que empezó a ganarse un hueco en la escena local de Castellón con sus directos, sacó su primer trabajo durante la primavera del 2017 con los sellos No Tomorrow Records, Devil Records y Sweet Groove Records. En Heatwaves #1, la banda muestra ese amor por las Girl Groups de los 60s, trayendo este sonido al presente y mezclándolo con otros géneros como el power pop, estilo muy reivindicando en la escena castellonense y que toca de cerca a la banda. La cuestión es que con solo cuatro canciones parece que Heatwaves consigue apretar la tecla exacta para llamar la atención al público, llegando a encandilar por ejemplo al mismísimo Juan de Pablos.

Durante el último año la banda se ha dedicado a la grabación de su segundo EP, subiendo a los escenarios siempre que ha podido. En este tiempo sobresalen su paso por el emac. de Borriana o incluso haber tocado con Surfin’ Bichos. El 2018 se ha presentado como el año de su total despegue. Además de su confirmación en el Red Pier Fest y de su éxito en el gran Fuzzville, si este año destaca para la banda es por el lanzamiento de Heatwaves #2. Este trabajo recoge el testigo del primer EP, reforzando su sonido y otorgándole una mayor energía. Heatwaves #2 es un breve viaje por melodías contagiosas donde la voz de Ana se compenetra a la perfección con los coros, consiguiendo un resultado entrañable. En estos cuatro nuevos temas (donde incluso se atreven con el francés), se ve a una máquina de hits que pretende encandilar al ritmo del dulzor del pasado.