Crónicas

Crónica de Yung Beef en Sevilla

El pasado viernes 13 de abril la Sala Custom de Sevilla traía a Fernando Gálvez Gómez, conocido entre muchos como Yung Beef, para actuar con su característico trap que tantos seguidores está cosechando últimamente. Y no es de extrañar su éxito, pues su último disco disco, Adromicfms 4, publicado en febrero de este año, resulta ser un disco con bastante personalidad y mucho mensaje directo a hechos actuales.

El evento abrió las puertas a las 20:30 y ya bastantes personas se amontonaban en la entrada esperando para escuchar al artista. El warmup acabó siendo una DJ de Berlín, Brat Star, que pinchó temas de trap y reggeaton con su toque personal, entre ellos goosebumps de Travis Scott, que consiguieron muy bien animar a un público deseoso de ver al artista granadino.

Lo más sorprendente sin duda de los conciertos de este trapero, a parte de un buen warmup, es la puesta en escena. Ya se vio en algunos conciertos como en la Sala Apolo que colocaban en el centro del local una jaula enorme, donde el DJ en cuestión se situaba dentro de esta y los artistas, en este caso Yung Beef Hakim Lemon Haze, compañero suyo en la banda Takers, cantaban encima, creando así una actuación muy curiosa y digna de ver. Fue muy agradable que trajeran al sur también estaba increíble estructura. Lo único malo que tienen esta clase de conciertos, normalmente trap/rap, es que para no afectar a las voces de los cantantes se suele reproducir la canción entera de fondo en vez de la base como se hace normalmente en otro tipo de eventos, pero aún así merecía la pena por el ambiente tan increíble que conseguían generar este dúo de traperos.

Tras la DJ se subían a la jaula dificultosamente y rodeados de guardaespaldas los dos artistas, que comenzaron con Intro del nuevo disco. Fue bastante gracioso que la DJ antes de que salieran a escena pinchó el tema y después lo corto, para que la gente se fuera acercando a la jaula. A los pocos minutos de subir ya estaban sacando a uno de los espectadores porque le había cogido un pie a Fernando; es el riesgo que conlleva montar un evento de este tipo, en el que incluso llegaron a cachear en la entrada. El concierto siguió sin problemas, con temas como Me Perdi en Madrid y Rosalia, además de algunos de otros discos como los ya clásicos Beef Boy Ready Pa Morir. Al grito de “los más colocados primero o ya mismo es la feria y to eso, nunca había estado en Sevilla pero esto es brutal”, Yung Beef consiguió generar un público eufórico que formaban pogos con cada canción prácticamente, mientras él llegaba incluso a tirar cerveza y agua a lo que estaban viéndole. Hubo un momento de la noche en el que cortaron todo porque uno de los micrófonos fallaba, pero rápidamente volvieron. Estuvo muy curiosa también la cover de Nike Tiburón de Los Alemanes, un tema en el que además participaban Takers cuando se lanzó. Acabaron con Inferno, que por alguna razón cantaron dos veces, siendo una a mitad de concierto.

Yung Beef Hakim cerraron así un viernes genial, con una sala prácticamente llena y un ambiente increíble. Sin duda alguna está muy bien pensado el espectáculo en comparación con otros de música del mismo tipo, haciendo que sea muy recomendable verlos en directo. A estos artistas sin duda alguna les queda mucho por delante, porque sin duda la música que crean y la atmósfera buen rollera que generan con esta, merece la pena.